palacio de los deportes

Ciudad de México Distrito Federal vista aerea nocturna

30 señales de que has vivido en la Ciudad de México demasiado tiempo

Sabes que esta ciudad es la mejor del mundo, has vivido fuera de ella, has viajado a otros países, has fantaseado incluso con la idea de establecerte en otro lugar del mundo, pero cuando piensas en todo lo que tienes aquí, las posibilidades infinitas que encuentras en el Distrito Federal y que no se encuentran en ningún otro lugar, simplemente te dan escalofríos.

Así que como capitalino (si, capitalino, que el chilango es el provinciano que emigra a la Ciudad de México desde su estado-pueblo-ciudad de origen) nacido y criado en esta apocalíptica ciudad me he dado a la tarea de compilar las cosas que nos definen sin importar donde en el mundo nos encontremos.

  1. Te sorprendes cada vez que algún conductor te cede el paso y si vas de peatón es casi día de fiesta.
  2. Cuando tus vecinos de mesa en cualquier restaurante te desean buen provecho los miras sorprendido y no sabes muy bien como reaccionar.
  3. Es tan extraño que un desconocido te dirija el saludo o la palabra que si alguno lo hace piensas que te confundió o que te quiere asaltar.
  4. Si estas en una ciudad en donde el pago del transporte público es responsabilidad de cada persona no puedes evitar pensar “esto en el metro del DF ni de chiste”.
  5. Conoces por lo menos 5 maneras diferentes de llamar a cada delegación política.
  6. Te sorprende no encontrar lugares para cenar… a las 3 de la mañana.
  7. Quedas de ver a tus amig@s para echar cerveza y ponerse al corriente y cancelas 1 hora antes de la cita.
  8. Pasando las Torres de Satélite todo es Cuatitlan Izcalli.
  9. Conoces al menos 10 taquerías diferentes donde aplicar bajón después de la fiesta.
  10. Caminar rápido no es ejercicio, es una costumbre.
  11. Después de ver el metro Hidalgo en un viernes de quincena a las 6 de la tarde ya ninguna aglomeración te da miedo.
  12. Saludas de a compas al bolero, la señora de los tamales, el franelero y el limpiaparabrisas pero no sabes el nombre de ninguno de tus vecinos.
  13. Hablas mas con tu casero que con tus papás.
  14. Ir al supermercado es una aventura que procuras hacer lo menos posible y cuando lo haces siempre terminas comprando cosas que no necesitas y olvidando las que si te hacían falta en casa.
  15. Ubicas por lo menos 15 Sanborns diferentes para pasar al baño en caso de emergencia.
  16. Pasas por Dr. Vertiz con la ventana de tu coche abajo pero le pones la alarma cuando te estacionas dentro de tu casa.
  17. Al menos una vez en tu vida has comprado alguna chachara con los vagoneros del metro.
  18. Pagar $35 por hora de estacionamiento es una tarifa estándar para ti, cualquier precio menor es tema de conversación obligatorio.
  19. Te has echado volados en estado etílico con el franelero para que te rebaje la tarifa de estacionamiento en el Palacio de los Deportes.
  20. Antes de acabar la fiesta checas en Twitter donde están los alcoholimetros y planeas tu ruta acorde a su ubicación
  21. Llevas un conteo de cuantas veces te ha parado el alcoholimetro y la has librado y también es tema de conversación obligado.
  22. Sabes lo que es el Torito y como llegar aunque nunca hayas puesto pie en el.
  23. Ir a la Condesa, la Roma, Chapultepec o Coyoacan son cosas que evitas lo mas posible pero de todos modos terminas yendo.
  24. Salir al cine implica un gasto de por lo menos $500, lo cual es perfectamente normal.
  25. Fumar en un concierto en un lugar cerrado garantiza gente de seguridad rodeándote en menos de 20 segundos, pero de algún modo siempre salgo oliendo a mariguana… ¿que raro no?
  26. Cualquier trayecto que se pueda recorrer en menos de 45-60 minutos es aceptablemente cercano, 30 minutos o menos es sencillamente privilegiado.
  27. Si ves a un turista tomando fotos de algún edificio que no habías notado antes piensas en investigar su relevancia histórica, pero inmediatamente olvidas la idea.
  28. Has aprendido el fino arte de mirar estúpidamente a la nada cuando viajas en el transporte público.
  29. No puedes evitar sentirte sumamente solo en una ciudad con casi 9 millones de habitantes.
  30. Sueñas con el día en que finalmente te vayas a vivir a otro lugar… y cuando finalmente lo logras no puedes dejar de pensar en como regresar.
Anuncios
Muse México 2013

Muse, Palacio de los Deportes, Ciudad de México, Octubre 22, 2013

“Nos cancelaron los boletos”

“Que que?!?! pero como o por que?”

“Es que no los recogí a tiempo”

“ya ves te dije que debíamos recogerlos desde cuando”.

Así con ese notición bomba fue que el 22 de Octubre me enteré que era candidato a no ir al concierto de Muse después de ser el afortunado poseedor de un ticket para tan magno evento, afortunadamente y contra toda expectativa mi interlocutora, a quien llamaré Nebula para proteger su privacidad, se mega aplicó y consiguió boletos… detrás del escenario.

Yo por supuesto, conciertero from hell super clavado me agüite durísimo, no puedo sino pedir perdón por el exabrupto y agrego: que excelentes lugares nos tocaron para ver a la Musa, mucho mejores que los que teníamos originalmente allá en gayola. Y si no me creen chequense nomas las fotos y los videos.

El escenario, como siempre con Mr. Bellamy y compañia, era un gran protagonista de la noche, una pirámide completamente articulada en la vertical con calidad de video de alta definición y unos visuales que si no andabas pacheco, con verlos te ponías y en serio.

Es la segunda vez que veo a Muse y me gusto mucho mas que el concierto en el Foro Sol, el espacio en el Palacio de los Deportes es mas intimo, si se puede considerar intimo a un lugar empacado con 22,000 personas, sentí a una banda mucho mas madura, ya no necesitan proponer cosas nuevas, ellos mismos son la cosa nueva y cada disco que publican es una declaración de vanguardia y pasión.

Inspiradores de una espantosa saga de vampiritos brillantes, de hordas de adolescentes frustrados y adultos que apreciamos la buena música, Muse ya tiene sin lugar a dudas asegurado un lugar privilegiado en la historia del rock en el mundo y después de lo que vi, oí y sentí en este concierto definitivamente tienen asegurado un lugar en mi Top 20 de conciertos de todos los tiempos

Caifanes, Palacio de los Deportes, Ciudad de México, Octubre 5, 2011

Hace ya unos buenos ayeres que había visto a Caifanes, me acuerdo de ese viernes que me escapé de casa para irme al concierto de los Rolling Stones, si, me escapé, por el gusto de ver a la banda que me enseñó a hablar ingles como si fuera nacido en Sussex, Inglaterra. Un par de meses antes mi tío al que yo idolatraba en ese entonces, me invitó al concierto de los Stones, mi papá al enterarse me condicionó a que iría si y solo si me aplicaba en la escuela y no reprobaba ni una sola materia. Reprobé 5. Como sabía que el destino de mi boleto era la basura o que alguien mas lo usara pues opté por la única opción viable: tome un sleeping bag, metí una muda de ropa a mi mochila y me escapé de mi casa. Después de dormir el viernes en casa de un amigo, el sábado me esperaba el concierto de los Rolling Stones que fue simple y sencillamente sublime, pero el opening act me encantó también, por supuesto que eran estos mismos Caifanes, tocando canciones que yo escuchaba en mi walkman y no podía creer que los estuviera viendo en vivo. 17 años después me encuentro con una banda que jamas pensé volver a ver en concierto, jamas pensé que tendría el privilegio de escucharlos nuevamente pero sobre todo que jamas pensé que oiría tan pero tan potentes otra vez.

Si, para los que se lo estén preguntando, los Caifanes si están sonando muy pero muy bien, vamos mejor que cuando eran la banda mexicana de referencia por excelencia. 

Definitivamente un concierto que no decepcionó ni de lejos, muy por el contrario!